¿Quén está en línea?

Hay 58 invitados y ningún miembro en línea

Nunca puede resolverse un problema en el mismo nivel deconocimiento en el que ha sido creado. Albert Einstein

            Las veladas poéticas que se empezaron a organizar en el instituto durante la semana cultural tuvieron su origen en un acto muy concreto. No recuerdo el año, pero probablemente ni siquiera había acabado el siglo XX. Bartolomé Díaz contactó con la asociación “Porticus” y, muy amablemente, se presentaron en el centro Tomás Chiscano, Juan Ricardo Montaña y mi querida Andrea Muñoz, con quien más tarde trabé una buena amistad. Creo que fuimos Cecilia y yo quienes empezamos a barajar la idea de repetir la experiencia, pero tomando a los alumnos como lectores de los poemas. Con el tiempo, dentro del marco de la semana cultural, la velada poética del instituto se convirtió en una cita cultural obligada para todos los campanarienses que disfrutaban de la literatura.

           

            Varias generaciones de alumnos se enfrentaron al reto de una lectura pública ante sus compañeros, padres, profesores y vecinos. Y estoy seguro de que guardan un grato recuerdo de semejante reto. Por lo que a mí se refiere, fue una de mis mejores experiencias como profesor, enormemente gratificante e irrepetible, pues, por desgracia, no he conseguido después un grupo humano entusiasta que se haya prestado a remedar aquella experiencia.

            Además de los profesores del departamento (Cecilia, Leonor, Ana Alcaide, Rosa, Inés, Eva, Carmen…), hubo un buen puñado de compañeros, tanto profesores como personal laboral, que participaron para que aquellas veladas fuesen un éxito. A pesar de que pueda olvidarme de algunos, no puedo dejar de citar a Carmen, que fue sin duda una de las estrellas del evento, a Maribel, a mi amiga Mª Ángeles –quien después tomaría el relevo de este servidor, tanto en esto como en la coordinación de las actividades extraescolares-, a Raquel, a Chele, a Lydia… y a otros compañeros que pasaron por el instituto durante un corto período y cuyos nombres y sus rostros empiezan a difuminárseme. Finalmente, me es obligado agradecer la participación de los vecinos de Campanario, que en algunos casos leyeron sus propias obras, y al equipo directivo, que siempre nos apoyó y nos alentó, incluso económicamente, dado que solíamos terminar la velada con buen vino y mejores bocados. A todos, alumnos, compañeros de trabajo y vecinos de Campanario, muchas gracias.

 

Veladas poéticas

El tiempo en Campanario

Fondo Social Europeo

Logo FSE Invierte en tu futuro

Cofinanciación de Ciclos de Formación Profesional Básica a cargo del Programa Orientativo de Empleo Formación y Educación del Ministerio de Cultura y Deporte en el periodo de programación 2014-2020.

logo feder

 Información sobre la financiación de los nuevos itinerarios de 3º y 4º de la ESO.

Información sobre la financiación del Programa de Éxito Educativo Impulsa.

Baúl de los 25 años.

logotipo

Contacta con nosotros

bjgallardo25@outlook.es

Recomendamos